2da cohorte de la Azotea Productiva fue certificada en el INN

Caracas, 25/09/2019.- En las instalaciones del Instituto Nacional de Nutrición (INN), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Alimentación (Minppal), se realizó el cierre y certificación de la 2da cohorte del Taller Azotea Productiva, dictado por un equipo de la Articulación del Poder Popular del instituto, que busca concientizar y formar a las comunidades en cuanto a la producción en casa y el consumo de rubros nacionales para una alimentación 4S (Sana, Segura, Sabrosa y Soberana).

Durante la actividad, se realizó una Cocina Participativa donde fueron transformados los alimentos que los participantes sembraron al principio del curso, mostrando como cada uno de los ingredientes pueden utilizarse en su totalidad, como es el caso de las semillas que pueden ser útiles como condimento natural  en muchas preparaciones.

En esta oportunidad, el cocinero popular del INN conuquero y facilitador, Luis Ángel Leiciaga, preparó con ayuda de los presentes una ensalada con frijol chino germinado, acompañado de una pasta con salsa boloñesa y una bebida refrescante de auyama con naranja.

“Durante mes y medio estuvimos dando herramientas para la producción local de rubros de ciclo corto y alimentos de temporada en pequeños espacios, como es el caso de la berenjena, la auyama, la acelga, el cebollín y todo lo que se encuentra en la franja verde del Trompo de los Alimentos”, expresó Leiciaga.

“También acompañamos la formación con orientación nutricional de los alimentos que estaban sembrando, cómo prepararlos, combinarlos y que beneficios tienen en el organismo; como la receta de hoy, que tiene un alto contenido de proteínas, hierro, acido fólico, antioxidantes, vitamina A y del complejo B” explicó Adys Sulbaran, nutricionista de la Articulación con el Poder Popular.

Esteban Barrios, responsable del Estado Mayor de Alimentación de la parroquia 23 de Enero y participante expresó que “este taller ha sido todo un éxito, nos motiva a rescatar los alimentos de nuestros ancestros y a lograr una alimentación que con la producción desde nuestros hogares, sembrando en balcones, escaleras o ventanas, nos ayuda a alimentarnos de manera sana y a evitar enfermedades”.

Claudia Amaya, de la parroquia Santa Teresa acotó que “en estos momentos donde existe una guerra económica, es importante que todos tengamos el conocimiento de cómo sembrar; los que logremos adquirir la información debemos aplicarlo en nuestros hogares y multiplicarlo en las comunidades”.

Prensa INN / María José Guevara

Fotografías / Gabriela Molina