Políticas alimentarias fortalecen estado nutricional de pacientes del Centro de Atención Piscofamiliar

La Guaira, 01/11/2019.- Dentro del Plan de Atención a las Víctimas de la Guerra Económica contemplado por el Gobierno Bolivariano, para asegurar el bienestar social y la Suprema Felicidad del pueblo venezolano, se abastecen oportunamente los espacios destinados para salvaguardar la integridad de las personas que padecen de condiciones médicas específicas y requieren de cuidados especiales.

68 Infantes Atendidos

En el estado La Guaira, desde hace ocho décadas funciona en la urbanización Colinas de la Atlántida, parroquia Catia La Mar, el Centro de Atención Psicofamiliar (CAP) “El Niño y El Mar”, antiguamente conocido como el Hospital de Niños Excepcionales, donde en la actualidad hacen vida 68 pacientes con diversas patologías físico-motoras.

Derlin Vieira, directora del CAP, explica que desde estos espacios se atienden niños y niñas con dilación mental leve, moderada y grave, que hoy en día se han convertido en adultos y aun así siguen siendo cuidados en el hospital.

“Nuestros pacientes presentan trastornos como autismo y epilepsia y algunos de ellos padecen de cuadriplejía, condición que amerita la asistencia permanente de enfermeras que velen por su bienestar”, afirmó.

Admirablemente, el Gobierno Nacional ha asumido las riendas para sacar adelante este Centro Hospitalario, aportando los recursos para garantizarles el porvenir a estos seres indefensos que merecen ser insertados en la sociedad, “Es por ello, que a través de diversas instituciones del estado, se le abastece con alimentos, medicamentos, artículos de higiene personal y de limpieza, ropa, calzados y todo lo necesario para el vivir bien de las personas allí recluidas”, aseguró Veira.

Revolución Alimentaria

La alimentación de los 68 pacientes del Centro de Atención Psicofamiliar  “El Niño y el Mar” es cubierta por Mercado de Alimentos C.A. (Mercal), ente del Ministerio del Poder Popular para la Alimentación (Minppal), a la vanguardia por la seguridad alimentaria del pueblo en todos los rincones del país, de modo que mensualmente le son despachados los víveres y las proteínas que requieren para su adecuada nutrición, aspecto importante para el desarrollo de cualquier ser humano, más aún a este tipo de personas que por sus condiciones especiales se encuentran medicadas y queman mayor cantidad de calorías, por lo que necesitan estar bien alimentados.

Nutrición al Día

Eilen Araujo, nutricionista del CAP, mencionó que debe existir un equilibrio entre la alimentación y los fármacos, ninguno de los dos elementos no pueden faltar porque el paciente se descompensaría. “Acá le damos desayuno, almuerzo, cena y dos meriendas (tarde y noche) a nuestros niños y preparamos dos tipos de menú; uno completo para 43 niños que se valen por sí solos y otro blando para 25 niños que tienen dificultad para digerir los alimentos”, refirió.

Considerando la situación que atraviesa el país, Araujo, aseguró que en el centro nunca han faltado los alimentos. “Nunca ha dejado un niño de comer, ni de tomar sus medicamentos y todo ha sido gracias al empeño del Presidente Nicolás Maduro, por proporcionarnos los alimentos a través de Mercal y al gobernador Jorge Luis García Carneiro, por complementar los rubros con la dotación con frutas, verduras y hortalizas”, manifestó.

Orgullo Patrio

Jesús Rivero, jefe de Mercal en el estado, declara sentirse orgulloso de que el objetivo de la Revolución se esté consumando y que los niños y adultos atendidos en este y todos los hospitales públicos de la Nación se vean favorecidos y puedan vencer el mal que les aqueja o en su defecto sobrellevarlo. “Aquí estaremos prestos para brindarles siempre y a toda costa su alimentación, unas veces mejor que otra, pero sin dejar de cumplir con la misión”, indicó.

Los pacientes que hacen vida en el CAP “El niño y el Mar” no lastiman ni le hacen daño a nadie, son personas de querer, que necesitan de cuidado y afecto para mejorar su calidad de vida y es el Gobierno Bolivariano el que asume el compromiso eterno de proteger a los desprotegidos, dedicando cada uno de sus proyectos al bienestar íntegro del pueblo.

Prensa Mercal / Caremil Arcaya