Implicaciones del Fenómeno El Niño en la producción agroalimentaria del país

sequía-VDenominado como uno de los más catastróficos en la historia, el Fenómeno El Niño arrecia fuertemente contra Venezuela, causando un impacto directo de sequía, lo que ha provocado alteraciones en la producción agroalimentaria en el país.

El Gobierno Nacional busca mermar su impacto y por ello, ha venido implementando campañas y programas de ahorro energético, así como de distribución de agua en los hogares, instituciones, empresas, fábricas, entre otros que demanden de su uso, con el fin de estabilizar su repercusión en el desarrollo sostenible del país.

Sin embargo, reportes recientes del Ministerio del Poder Popular para la Energía Eléctrica, señalan que la situación se encuentra actualmente en un estado grave; en el caso del embalse el Guri los niveles de agua son críticos y ya no alcanzan las compuertas. Según la cota registrada por Corpoelec, el Guri se ubica en 247,56 metros sobre el nivel del mar, pero debido al declive actual está a 3,56 metros del inicio de un colapso eléctrico.

Guri-620x465De este modo, la producción de los alimentos y el sistema agrícola también se ve severamente afectado reduciendo su capacidad de elaboración, cultivo y distribución aumentando los precios de los mismos. Esto explica el porqué del estricto ahorro del agua, la energía eléctrica y la importancia de su uso racional.

“Las consecuencias de El Niño atacan, con mayor ímpetu, el desarrollo de la agricultura vegetal y animal, las reservas de agua superficiales de nuestro uso común para las urbes, grandes y pequeñas, tanto como la de consumo animal; y las reservas de agua del suelo de igual importancia para los cultivos con que nos alimentamos todos”, acotó Alejandro Rodríguez Pernía, ingeniero y consultor venezolano.

En este sentido, Rodríguez apuntó que el país ya ha presenciado 3 años consecutivos con gran relevancia el Fenómeno El Niño. El de 2015 fue moderado y este siguiente se estima que será el más fuerte, y a medida que se agrave el cambio climático en el mundo, su impacto será mayor cada vez.

Las pocas o escasas lloviznas en el territorio venezolano son una de las consecuencias más significativas del fenómeno, ya que en el ámbito agroalimentario perjudica el desarrollo normal de la producción agrícola animal y vegetal, con la afectación de la producción al 50% de su capacidad.

En el caso de la siembra se generan pérdidas de las cosechas, disminución en los rebaños de ganadería, siendo este unos de los rubros productivos más impactados, debido a la poca cantidad de agua que transportan los ríos, pozos profundos y aguas subterráneas, lo que impide rociar con la cantidad suficiente del vital líquido a las cosechas, y con ello la pérdida de lo sembrado.

sequia3colesA los afectados por el fenómeno El Niño, se suma el sector ganadero que por la falta de suficiente agua, no permite el crecimiento del alimento para el pastoreo, además resulta insuficiente para que el ganado ingiera lo necesario, se produce pérdida de peso en los ejemplares y por tanto, la disminución en la reproducción de productos lácteos.

Sin duda, el Fenómeno El Niño está afectando significativamente en muchos aspectos a Venezuela y el mundo, pero así como hemos inducido el cambio climático, en cierto sentido, somos nosotros mismos quienes podemos generar una solución que ayude al ecosistema y al planeta a contrarrestar estos fenómenos.

El Niño No es un Juego ¡Tómalo en Serio!

Redacción / Prensa Rabsa