Lácteos Los Andes: 8 años de trabajo para el pueblo

FOTO 1-1La historia tiene un principio fundamental y es el de estudiar los hechos del pasado; en el caso de la empresa socialista Lácteos Los Andes se sumerge en un compendio de dificultades, de inhumanos hechos suscitados aquellos días del año 2002, donde cientos de litros de leche eran botados con la pírrica convicción de violentar la moral del pueblo, de desaparecer los alimentos de los anaqueles, lo que sobrellevaría, según la teoría capitalista, al inminente derrocamiento del Gobierno revolucionario.

No obstante, una victoria más se consagró aquel 13 de abril. Dignamente la interestatal salió de la tormenta y es cuando el Gigante de América Hugo Chávez resurge con un Cristo en la mano y proclama el perdón para sus opresores, así como un panorama único, lleno de paz, pero que luego revitalizó las sendas de la nación.

En años posteriores, el Ejecutivo nacional creó en 2005 la Misión Alimentación, iniciativa que ha venido respaldando las políticas alimentarias del país, basadas en reactivar la producción del campo y la agroindustria. Para 2013 la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) otorgó a Venezuela un reconocimiento por cumplir el Objetivo del Desarrollo del Milenio y la meta de la Cumbre Mundial sobre Alimentación. Sólo 29 países obtuvieron este título.

FOTO 3-1Y fue entonces un 29 de marzo del año 2008, en la población de Nueva Bolivia, estado Mérida, cuando el presidente Hugo Chávez anunció la nacionalización. Dos años más tarde, el grupo de empresas de inversiones Milazzo conformado por 3 plantas, 2 receptorías y 3 empresas de transporte, pasan a manos de sus trabajadores, con nuevas relaciones de producción; bajo una lógica socialista que restituye el valor de los alimentos como sustento del pueblo y no como una mercancía.

La marca de los productos, es decir el logotipo de “El Andinito”, fue tomado como nominación jurídica de la empresa, principalmente porque su origen provenía de los andes venezolanos. De igual forma, esa identidad visual de la industria así lo refleja, pues, es la representatividad del hombre y la mujer del campo, que siembra, cultiva y cosecha su esfuerzo; de allí  se construyen los valores corporativos.

Poco a poco, la revolución vio el florecimiento de aquella semilla plantada. Nuevas formas de organización laboral fueron emergiendo, la lógica capitalista se difuminó y la fuerza trabajadora como protagonista se constituyó. Con el apoyo de un magnífico mentor, Los Andes se transformó en un modelo de gerencia protagónica.

FOTO 2-1Hoy por hoy, la primera industria láctea del país elabora alimentos de calidad para el Vivir Bien, tarea que involucra a más de 6 mil hombres y mujeres de todo el país, distribuidos en 32 plantas, 41 distribuidoras, 07 receptorías, 07 Agrotiendas Venezuela, 10 heladerías, 3 empresas de transporte y también a más de 500 productores del campo que arriman sus rubros a las frutícolas.

A pesar de los incesantes ataques de la derecha amarilla, en el año 2015 se consagró con el 48% en el producto interno manufacturero del mundo lácteo y bebidas de Venezuela. Sin olvidar que antes de ser nacionalizada, la industria sólo producía 17 mil 500 litros/día de leche y actualmente cuenta con una producción de 350 mil litros día.

Ya son 8 años y se han colocado en el mercado 254 productos, envasados en diversas presentaciones bajo las marcas Los Andes, ELLA, Cebú, Ideal, Frutel, Caisa, Savory y Coppelia.

Reinventar se ha hecho una práctica común, por ejemplo, vamos por el rescate de nuestras frutas. Se ha sustituido progresivamente la importación y han sido incorporados rubros criollos como la guayaba, el papelón con limón, la parchita, mango, piña, guanábana, limón, mandarina, naranja y sábila con el “Cristaloe”.

FOTO 5Para consolidar lo que hoy somos, hemos venido decodificando la nueva ética socialista y optimizamos los procesos de la calidad, eficiencia, gratitud, celeridad y equidad. Asimismo ha sido clave la transparencia y buena fe, la responsabilidad social que se propaga en cada punto y círculo de nuestros centros de trabajo.

Alimentos de calidad para el Vivir Bien
La calidad de los productos Los Andes es una característica que asegura el sitial en la preferencia de los consumidores. La garantía de un buen sabor, olor y textura sólo la suministra un estricto control en la cadena de producción. Igualmente, para llegar a esos niveles óptimos, nuestras bebidas y alimentos están compuestos por los mejores ingredientes, entre los que sobresalen la pureza del agua, de sus pulpas naturales y concentrados de frutas; por eso hablamos de Alimentos de Calidad.

En Venezuela, por años, un alimento de calidad era un producto costoso e inaccesible para los venezolanos. No obstante, el Comandante Hugo Chávez revirtió patrones que frecuentemente eran adoptados por el mercado, tras superar los obstáculos del paro petrolero. Lácteos Los Andes formó parte de una estrategia de democratización de los bienes y, de esta forma, las políticas revolucionarias demostrarían que el Vivir Bien no era sólo para aquellas personas con altos recursos, sino de una eficiente distribución de los mismos.

Redacción / Prensa Lácteos Los Andes

????????????????????